MUNICIPIO DE ALPUJARRA ALTA GRANADINA, SUS HABITANTES SOPORTUJEROS - SOPORTUJERAS (BRUJOS - BRUJAS). SON LUGARES DE INTERÉS: CUEVA DEL OJO DE LA BRUJA, CENTRO INTERPRETACIÓN DE LA BRUJERÍA, ERA DE LOS AQUELARRES, CENTRO BUDISTA O`SEL LING, EL RIO CHICO, DIQUE 24, MIRADORES DE LA ERA Y LA PLAZA (FOTO), RUTAS DE SENDERISMO COMO EL GR7, SULAYR Y TRANSNEVADA, VUELO LIBRE (PARAPENTE, ALA DELTA). EN PLENO ESPACIO NATURAL SIERRA NEVADA (PARQUE NACIONAL Y NATURAL), SON FAMOSOS SUS TINAOS O SOPORTALES QUE LE DAN SU NOMBRE. A 10 MINUTOS DE ORGIVA, A 40 MINUTOS DE LA PLAYA, A 50 MINUTOS DE GRANADA UNAS VISTAS ESPECTACULARES DEL VALLE HASTA LA PLAYA, DIVISÁNDOSE LA COSTA AFRICANA EN DÍAS CLAROS.

Novedades

Se van a ejecutar muros de contención en el "lavadero" para asegurar la entrada a Soportújar gracias al servicio de Carreteras de la Diputación de Granada

PRÓXIMAMENTE

Próximamente contaremos con un Parque Infantil nuevo para disfrute de los más pequeños, gracias a la Obra Social de Caja Granada.--- Próximamente se ejecutarán el Plan de Empleo Joven, Exclusión Social y +30 de la Junta de Andalucía.---- Próximamente dispondremos de la Fuente del Dragón y de la bruja Baba Yaga gracias al Parque Nacional.----

HISTORIA DE SOPORTÚJAR

BREVE HISTORIA DE SOPORTÚJAR

Al menos hasta el siglo XVI esta población se conoce por el nombre de "Xabotaya", topónimo de origen desconocido. Además contaba con un segundo barrio enclavado en la zona del colegio actual que se llamaba "Aratagram". La etimología popularmente aceptada del nombre es "lugar de soportales", del término latino soportal, por lo que podemos pensar que el municipio ya estaba poblado en tiempos de los romanos.



Soportújar nace como núcleo urbano a partir de una alquería que en el siglo XIII dependía de la tahá de Órgiva. Hasta finales del siglo XVI estuvo habitado por musulmanes que introdujeron el sistema de regadío. Como parte del Señorío de Órgiva fue concedida a los hijos cristianos de Muley Hacén y posteriormente, como recompensa por el aplastamiento de la primera revuelta morisca, a Gonzalo Fernández de Córdoba el 26 de septiembre de 1499. 



Por entonces era una población habitada por unas 70 familias moriscas. Como toda la comarca, tuvo especial protagonismo en la sublevación de Abén Humeya en el siglo XVI (1568-1571) y pagó las consecuencias con su despoblamiento tras la expulsión de los moriscos.Un hecho fundamental en la historia del municipio fue la Guerra de las Alpujarras (1568-1571) en el reinado de Felipe II. 




Vencidos los musulmanes, debieron abandonar el municipio, siendo sustituidos por cristianos procedentes de tierras cristianizadas. Para que se establecieran, Felipe II les otorgaba la titularidad pública de casi todo el término municipal, es decir, en 1571 casi la totalidad del municipio no pertenecía a propietarios particulares, sino al común de los vecinos.  


  
En esa época Soportújar era una pequeña aldea, con el paso de los siglos fue ganando población, así el Catastro de Ensenada, de mediados del S.XVIII, nos indica que el municipio tenía alrededor de 700 habitantes. Desde entonces ha conservado el carácter típico de la zona y se ha mantenido con un censo de población muy estable.



Decisiva también la Desamortización Civil de Madoz, realizada a partir de 1855, y en la que sacan a subasta las tierras que hasta entonces habían pertenecido al común de los vecinos, prácticamente el municipio se vendió en lotes al mejor postor. El mismo Madoz, en su "Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar", describe la población hacia 1840. 


Las lluvias torrenciales de finales de 1860 eliminaron valiosas fincas de regadío en torno al Río Chico que fueron sustituidas por un enorme socavón, al deslizarse en masa toda la ladera (Romero Zurbano, 1909, pág. 158-159, citado por Jiménez Blanco). En 1869, el pueblo de Soportujar solicita al Congreso la anulación de un crédito de 31.000 escudos, del que los vecinos eran partícipes por imposibilidad de realizar el pago. Hacia 1870, Soportújar, que contaba por entonces con 669 habitantes, (Memoria sobre las Bibliotecas Populares, de Felipe Picatoste, 1870) era uno de los pocos pueblos en Granada que contaba con una biblioteca popular, con unos 160 volúmenes donados por el Ministerio de Fomento a petición del Director de la Escuela, D. Fernando Delgado Tobar. 


 

El S.XX y ante la presión demográfica, los soportujeros/as comienzan a emigrar a numerosos destinos. La guerra civil coge a Soportújar en la zona sublevada, apenas si habrá víctimas directas, pero si se dejarán notar y mucho las secuelas de las destrucción, pobreza y hambre que todo conflicto conlleva.



A partir de los años 50 comienza el éxodo masivo hacia Alemania,Francia,....Prueba de esta sangría demográfica, se percibe en los siguientes datos, en 1950 había 850 habitantes, en 1975 apenas superaban los 200. Entre 1950 y 1980, Soportújar perdió las dos terceras partes de su población.


 
A partir de los años 80 Soportújar mejora las condiciones de bienestar (educativo, sanitario y servicios sociales), e incluso comienzan a retornar emigrantes y la población aunque envejecida se mantiene estable entre 300 y 400 habitantes. Su economía se basa sobre todo en el turismo rural, el medio ambiente, construcción y la carpintería, además de ser un lugar ideal para la tranquilidad y el retiro espiritual en el Centro Budista O Sel Ling.



Actualmente se promociona el turismo rural y se realizan diversas obras públicas, de mejora de accesos por carretera, pistas forestales y camnos rurales, la construcción miradores, rehabilitación de lugares de interés antropológico (brujería) en la antigua era pública de los Aquellarres, la entrada del municipio, la Cueva del Ojo de la Bruja, el Centro de Interpretación de la Bujería, el Mirador de la Plaza con la fuente de las Brujas. 

 
 
En las últimas décadas se han asentado en el municipio soportujero ciudadanos británicos y otras nacionalidades, gracias a los cuales se mantienen sus datos de población.